La falta de presupuesto pone en jaque al deporte argentino

La viralización de la historia del judoca argentino Emmanuel Lucenti, que tuvo que hacer una preparación para los Juegos Olímpicos sin ayuda del Estado, puso sobre la mesa una problemática que se repite día a día en nuestro país.
«Aprovéchenme un poquito más. Qué hubiese sido de este combate si hubiese tenido un poquito de apoyo para el entrenamiento», reclamó el judoca de 34 años, luego de quedar eliminado a los 25 segundos por ippon ante el húngaro Ivaylo Ivanov.

En ese sentido, Jorge Cattaneo, titular de la Federación de Deportes Amateurs de Córdoba, dejó en claro que «no existe» una política deportiva y la única ley de deporte está «desactualizada».

«El sponsor principal de estos deportistas es la familia haciendo empanadas o haciendo rifas para poder viajar de un lado a otro», destacó a Cadena 3.

A su vez, señaló que la quita en 2017 del aporte del 1% de las facturas de telefonía celular para financiar como ente autárquico al ENARD, tuvo un impacto directo en el rendimiento.

«Al momento representaría una tercera parte del presupuesto que tienen para el deporte», aclaró.

Además, Cattaneo remarcó que el deportista amateur tiene una vida de sacrificios, de viajes y «de dormir en aeropuertos» por innumerables escalas, entre muchas carencias más.

«El deporte somos lo último y no se reconoce el trabajo de los dirigentes deportivos que todo lo hacen ad honorem», sumó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *