Grahovac dijo que si se quiere lograr un país con justicia social todos deben trabajar en un objetivo que es la “educacion”

El ministro de Educación, Walter Grahovac, visitó en la mañana de este lunes la ciudad de General Deheza, donde dejó de manera oficial habilitadas las obras del jardín de infantes General San Martin y de la escuela Mariano Moreno. Obras que fueron posible a través de fondos del Plan Aurora. Durante su discurso señaló esperaba que en Argentina todos entiendan que más allá de las diferencias y discusiones, se debe trabajar de manera mancomunada por la excelencia en la educación si se quiere ser un país con justicia social, para que todos puedan tener “una vida digna”.

Inmediatamente el Ministro de Educación Grahovac arribó a dicha ciudad, se dirigió al jardín de infantes General San Martin donde habilitó de manera oficial las obras que incluyeron la construcción de un aula y un depósito, con una inversión que ascendió a 1.292.000 pesos.

En el lugar era aguardado por el intendente Franco Morra, el legislador departamental Matías Viola, el presidente de la Comunidad Regional Omar Farías, directivos y docentes del jardín de infantes y público en general.

En el lugar, en principio el mandatario Morra agradeció la presencia de los funcionarios y especialmente del ministro de educación.

Le expresó al ministro que los dos programas permitieron refaccionar y ampliar las instalaciones de ambas escuelas.

Por su parte el ministro apenas llegó al jardín de infantes dijo que pudo observar el respeto por parte de la comunidad educativa de las medidas sanitarias. Hecho que lo llevó a decir, “la escuela es un lugar seguro”.

Es seguro dijo porque la escuela, además, nació para el cuidado de la infancia y de los adolescentes.

En relación a las habilitaciones de los nuevos espacios en las escuelas señaló que fueron posibles a través del programa Aurora.

En este sentido señaló que tanto el Programa Aurora como el FODEMEEP (Fondo para la Descentralización del Mantenimiento de Edificios Escolares Provinciales), “son dos herramientas que fueron diseñados en la provincia para ampliar el espacio educativo, pero también para ampliar la oportunidad educativa”.

Destacó que Córdoba es una de las pocas provincias que tiene una política de desarrollo con la incorporación a la educación de los niños y niñas de 3 años, apostando al trabajo de docentes que abordan la labor profesionalidad para que “los chicos puedan tener un territorio de igualdad de oportunidades”, indicó.

Agregó que es una etapa donde los seres humanos tienen la mayor capacidad de absorber y desarrollar capacidades y creatividad, y es en este sentido que es importante, “que lo puedan hacer en una escuela”.

Esta manera de entender la educación permite el fortalecimiento de los niños y niñas no solo en el jardín de infantes, que es el paso a la etapa primaria, donde está implementada la jornada extendida, sino que además se garantiza una mejor trayectoria en la escuela secundaria.

Ante esto dijo que Argentina tiene por delante el desafío de que todos los jóvenes terminen la escuela secundaria y luego así poder realizar estudios superiores, incluirse en el mundo del trabajo…en definitiva dijo, “queremos que lo hagan con las herramientas del conocimiento que tanto se necesitan en esta época”.

Para que este objetivo sea efectivo, “se empieza cuando son bien chiquitos, y es por esto el esfuerzo de las salas de 3”, enfatizó.

Además, estos programas, (Aurora y FODEMEEP) se crearon, señaló, como una herramienta de conexión entre el estado provincial y el municipal.

Y agradeció en esta parte a los intendentes porque para la provincia sería muy difícil, por los sistemas burocráticos y administrativos, “llegar a todos en un corto plazo”.

Especialmente agradeció al intendente Franco Morra por el aporte económico puesto a disposición desde el estado municipal que permitieron ir más allá de lo propuesto por el gobierno provincial, “permitiendo cumplir con una demanda de la comunidad educativa”.

Agregó que esperaba que en Argentina puedan todos entender que más allá de las legítimas diferencias y discusiones, “hay cosas sagradas, que son objetivo en los que todos tenemos que trabajar y colaborar a que existan si se quiere ser un país con justicia social aumentando su capacidad productiva y que todos puedan acceder a una vida digna, necesitamos de la educación, y en ese plano más allá de los disensos todos tenemos que trabajar”.

Por último, el ministro se comprometió a que el próximo año se harán las obras en el jardín General San Martin para que la sala de 3 años pueda tener doble turno.

Posteriormente los funcionarios se dirigieron a la Escuela “Mariano Moreno” de Colonia “La Ñatita”, recientemente refaccionada por haber sufrido el embate de la cola de un tornado el año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *