Bachelet habló en la ONU de la crisis de DD.HH. en Formosa

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones UnidasMichelle Bachelet, aseguró este lunes que el organismo “fue movilizado rápidamente para responder a las preocupaciones críticas de derechos humanos en la provincia nororiental de Formosa cuando la pandemia se apoderó de ella”.

Esta situación generó en la Argentina críticas hacia el gobernador de esa provincia, Gildo Insfrán.
“El coordinador residente de la ONU dirigió una misión de evaluación virtual con la participación de Unicef, Unfpa, OMS/OPS y Acnudh. Luego inició consultas con las autoridades sobre un posible programa estratégico conjunto de la ONU para responder a la emergencia sanitaria en la provincia de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos, que incluye abordar una serie de problemas estructurales, con especial atención a los pueblos indígenas y las poblaciones vulnerables”, indicó Bachelet.

En la apertura de la 47° sesión del Consejo por los Derechos Humanos de la ONU, la Alta Comisionada remarcó que “en Argentina, el equipo de la ONU en el país fue movilizado rápidamente para responder a las preocupaciones críticas de derechos humanos en la provincia nororiental de Formosa cuando la pandemia se apoderó de ella”.

Las comunidades wichis del interior formoseño protagonizaron varias protestas en las que denunciaron abusos y maltratos del gobierno provincial.

En Formosa, Bachelet denunció los “mayores y más graves retrocesos” en materia de derechos humanos “que se hayan visto nunca”, en un discurso ante el máximo órgano de la ONU en la materia.

La funcionaria de la ONU mencionó así la situación que se produce en Formosa junto a los reportes críticos de la ONU en Camboya, Serbia, Guinea, Ucrania, Madagascar, Líbano, Afganistán, Bielorrusia, China, Colombia, Etiopía, Haití, México, Mozambique, Rusia y Sri Lanka, entre otros países.

“Para recuperarnos de los mayores y más graves retrocesos en materia de derechos humanos que hayamos visto nunca, debemos tener una visión que cambie la vida y una acción concertada” para ponerla en práctica, sostuvo Bachelet, según reprodujeron agencias internacionales.

Asimismo, afirmó que se necesitan “sociedades que, aunque diversas, compartan compromisos fundamentales para reducir la desigualdad y avanzar en todos los derechos humanos”.

De esa manera, la ex presidenta de Chile se refirió a la situación de Formosa, luego de las denuncias que se generaron por presuntas violaciones a los derechos humanos, que durante la pandemia se enfocaron principalmente en la situación de maltrato a los comunidades wichis del interior y la situación de los centros de aislamiento.
Fuente: Cadena 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *