Cabak volvió a vivir con su pareja: “Está todo resuelto”

El conductor televisivo Horacio Cabak se refirió este sábado en el programa “La Noche de Mirtha” a la escandalosa separación con su esposa luego de que la mujer diera a conocer que le había sido infiel y que se lo descubrió en el celular.

El ex modelo aclaró en el show que conduce Juana Viale que “afortunadamente está todo resuelto” luego de lo que pasó, que ocurrió cuando estaba internado por un cuadro severo de coronavirus.

“Yo de mi vida privada no pienso hablar en ningún lado (…) Cuando pasó lo que paso con mi mujer, que afortunadamente está todo resuelto, dije que esto se resuelve lejos de los medios. En la televisión no se resuelve nada”, aclaró.

Sin embargo, dijo que “para tranquilizar a todo el mundo” vive en su casa “hace mucho tiempo” con su pareja y sus hijos. “Quédense tranquilos, está todo bien”, expresó.

Y reflexionó: “¿Quién es alguien para opinar como debe solucionarse o como debe vivir una pareja? ¿Cómo se resuelve una discusión que paso entre dos personas? La vida privada es privada. ¿Por qué lo viven como un ataque a la libertad de prensa?”

Meses atrás, el periodista Ángel de Brito reveló que Verónica Soldato, esposa hace 27 años de Cabak, “encontró más de una infidelidad en un celular”.

“Él le mostró para mirar una cosa y ella siguió buscando y encontró otros chats. ‘Estoy destrozada’ me dijo. Está abrumada. Me dijo que no sabe cómo va a seguir porque no se lo esperaba”, contó en su ciclo Los Ángeles de la mañana.

Posteriormente a eso, Cabak contestó en Polémica en el Bar: “Yo vengo de una internación donde mi familia sufrió mucho. Y lamento profundamente estas cosas que le estén haciendo muy mal, tanto a mi mujer como a mis hijos. Pero yo soy de la idea de que esas situaciones se resuelven lejos de los medios”.

Su opinión del Gobierno y una dura internación por coronavirus

El mediático recordó que estuvo una semana internado en terapia intensiva y reveló que no se había dado cuenta de lo grave que fue.

“Tuve un respirador de alto flujo y tenía que estar boca abajo. Con los médicos no hablábamos de cuando me iba. Me decían: ‘quédate tranquilo’. Cuando me pasaron a terapia intensiva, me hicieron una interconsulta. El médico que vino dijo: ‘Vi una tomografía que ningún medico quiere ver’. Se lo dijo a mi hermano y a mi primo. No me enteré. Yo me sentía bien”, puntualizó.

Y apuntó: “La única secuela que me pasó es que no podía parar. Estaba hiperactivo”.

Junto al vicejefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli; el legislador porteño Leandro Santoro y el joven emprendedor Mateo Salvatto como invitados, Cabak consultó si las autoridades de Provincia de Buenos Aires y Capital Federal se habían puesto de acuerdo antes de hacer las últimas restricciones.

Además, cuestionó el escándalo del vacunatorio VIP y cuestionó las medidas del Gobierno nacional cuando se decretó la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *