“Luego de realizar las consultas pertinentes a la Fiscalía de Instrucción de Cuarto Turno, se dispuso una orden de allanamiento, por la cual se secuestró una importante cantidad de bebidas, equipos de sonido y otros elementos en relación al hecho que se investiga”, agregaron.

“Durante el registro de la vivienda se constataron instalaciones mobiliarias que hacen presumir que se llevaría adelante una próxima reunión social”, advirtió el comunicado.