El día que Diego Armando Maradona estuvo en Alejandro Roca

Hace 29 años, motivo de un compromiso privado, Diego Armando Maradona llegaba a la localidad de Alejandro Roca. Ese fin de semana estuvo en la cancha de Colonia para saludar a las divisiones inferiores del club local y Defensores de Alberdi. Diego dejó un recuerdo imborrable para los presentes y el pueblo entero.

Según relató “Al Toque Deportes”, el 12 de octubre de 1991 fue un día memorable para una niña y todo Alejandro Roca. Apenas habían pasado unos meses del doping positivo de Diego Armando Maradona, por consumo de cocaína, en el partido Nápoli – Bari. Situación que lo marginó de las canchas por un largo rato.

“A más de 12 mil kilómetros de Nápoli, en Alejandro Roca, una niña se conmovía con la historia del hombre que había hecho llorar al país de alegría, desde la genialidad del Azteca, y comenzó a escribirle cartas de apoyo.

Hace casi tres décadas, sin la tecnología de estos días, con lapicera y papel elaboraba palabras de aliento al más grande, y un día llegó la respuesta. Cuando la familia Maradona se mudó a Buenos Aires, y tan solo 542 kilómetros lo separaban de Alejandro Roca, proporcionalmente se acortó la distancia, se agigantó el sueña de esa, por entonces niña, que le pidió que fuese su padrino de confirmación.

El rumor en la región comenzó a crecer, todo parecía indicar que el 11 de octubre el “Astro” vendría a Alejandro para ser padrino de alguien. Mientras la mayoría creía que era una de las tantas historias que se crean alrededor de las grandes figuras y varios vaticinaban un pedido de disculpas sobre la hora por no poder asistir, Maradona demostraba una vez más que para él no hay imposibles. Pasada la medianoche del viernes, un Mercedes Benz negro ingresó a la localidad, Diego y Claudia Villafañe, en persona estaban en Alejandro.

En la mañana siguiente recorrió el pueblo junto a la familia de Valeria Giache (la joven que sería su ahijada), se sacó fotos y saludó a todo el que se le acercó.

Finalmente Maradona no pudo ser padrino, algún comentario dice que el párroco local no se lo permitió por no estar confirmado. Sin embargo, ya había sido padrino de la cordobesa María Inés Valencia, la hija de Daniel “Rana”, otros sostienen que la negativa fue porque por entonces los niños debían tener padrinos y las niñas, madrinas; lo cierto es que más allá del enojo del ex jugador, fue Claudia Villafañe quien terminó siendo la madrina de la joven.

Por la tarde del sábado, tras rechazar la posibilidad de jugar un picado, fue convencido por algunos dirigentes del Club Atlético Colonia para pasar por sus instalaciones, en las que sus divisiones inferiores recibían la visita de Defensores de Alberdi”, recordaron desde “Al Toque Deportes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *