Incumplir el nuevo decreto presidencial prevé penas de hasta 2 años de prisión

Luego de que la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, anticipara la suspensión de las reuniones sociales y familiares ante la creciente cantidad de contagios, el Gobierno Nacional oficializó la medida este domingo a la noche, como así también el período de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia. Este último, se trata de la novena extensión de la cuarentena que rige desde el 20 de marzo pasado.
El Poder Ejecutivo dividió el país en dos grupos de provincias: las que se encuentran bajo distanciamiento social, preventivo y obligatorio, como Córdoba por ejemplo, y las que se encuentran en aislamiento social, preventivo y obligatorio. Los términos son parecidos, pero jurídicamente tienen diferencias. O las tenían.
Una de las principales potestades que tenían quienes están en un régimen de distanciamiento en comparación con los que están bajo aislamiento fue suspendida ya que, como en el caso de los cordobeses, durante los próximos 15 días nadie podrá participar de reuniones sociales o familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *