Tensión entre Gobierno y sector cárnico por cortes populares

Con el telón de fondo de una inflación de 4,7% en febrero y alimentos volando al 7,5%, los exportadores de carne comunicaron la posibilidad de discontinuar su participación en el programa que ofrecía siete cortes populares a precios rebajados y, desde la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, contestaron con una intimación para que lo mantengan de acuerdo a lo pactado.

El Consorcio de Exportadores (ABC) informó la decisión al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

Al tomar trascendencia la noticia, desde la Secretaría de Feletti salió una nota hacia ABC intimando a los frigoríficos a mantener el programa acordado por considerar la medida como “unilateral e intempestiva”.

El plan consistía en la venta de 6.000 toneladas mensuales de cortes “parrilleros” al mercado interno a precios accesibles, a cambio de la liberalización de la exportación del resto.

Si bien siempre se promocionó que este tipo de acuerdos eran voluntarios y de común acuerdo, trascendió que Feletti instó a los industriales a “mantener el adecuado cumplimiento del abastecimiento de los cortes de carnes referidos a los precios oportunamente establecidos, bajo apercibimiento de aplicar las medidas pertinentes contempladas en dicho cuerpo normativo”.

Comercio también les exigió que ABC informe las ventas de los cortes de “Precios Cuidados” realizados durante febrero.

Los precios a cumplir son los siguientes: asado, $ 699; vacío, a $ 749; matambre, a $ 779; falda, a $ 449; tapa de asado, a $ 639; nalga, a $799; y paleta.

Los industriales sostienen que el programa no se cumple y que desde el Gobierno “les imponen cupos de hecho”.

Si bien la medida será efectiva desde el lunes, una recorrida por las góndolas de los supermercados permite inferir que, desde hace varios días, no se está cumpliendo el acuerdo.

Al mismo tiempo, vale apuntar que los consumidores hicieron notar su descontento en las redes sociales por la calidad de los cortes que se ofrecían.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *