“No puedo cagar en la cancha”

Después de haber perdido rápidamente en la clasificación de Roland Garros, el bielorruso Ilya Ivashka (141°) llegó al ATP 250 de San Petersburgo, en Rusia, con energías renovadas. Superó las fases previas y en la primera ronda se impuso al francés Adrian Mannarino (39°) por 6-3 y 7-6 (6).

Sin embargo, su muy buena actuación quedó opacada con la insólita discusión que protagonizó con el juez de silla y el el supervisor del torneo soviético, el argentino Jorge Mandl. Tras haber ganado el set inicial y estando 2-3 en el segundo, expresó la necesidad de ir al baño por una emergencia.

El árbitro le dio permiso aunque lo advirtió de que debía regresar antes de que terminara el descanso. El bielorruso tardó más de la cuenta y fue penalizado con el game, lo que desató su furia.

«Le avisé al médico de que era una emergencia y me dejó ir. No puedo cagar en la cancha», comenzó Ivashka su reclamo. El cual con el correr de los minutos tomó cada vez más calor: el bielorruso terminó a los gritos.

Con la desventaja, Ivashka hizo fuerza y recuperó el quiebre al game siguiente. Finalmente todo se definió en el tie-break y ahora en segunda ronda se enfrentará con el ganador del duelo entre Denis Shapovalov (12°) vs. Viktor Troicki (197°).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *